Inicio > Madera > Destructores de la madera. Agentes bióticos

Destructores de la madera. Agentes bióticos

Dado que el tema de los agentes abióticos ya ha sido tratado con anterioridad, continuamos con los agentes bióticos.

– HONGOS

  •  Hongos xilófagos: Son microorganismos que no se alimentan de la madera, sino que crean unas encimas que la atacan. Estas encimas denominadas “hifas” forman una red llamada “micelio”que se introducen por las fisuras de la madera, degradándola. Esta degradación se acentúa cuando se trata de pequeños espesores de madera como es el caso de parquets o entarimados.
  • Hongos cromógenos: Estos organismos normalmente no afectan mecánicamente a la madera, a no ser que se trate de un ataque muy intenso y profundo (Superior a 15mm). Causan una variación de la coloración superficial de la madera con marcada tendencia hacia el azulado. Atacan fundamentalmente a la albura, bajo temperaturas bajas.
  • Hongos de pudrición: Afectan a las capacidades mecánicas y reológicas de la madera, ya que se alimentan de la misma destruyendo su estructura fibrosa, asociándose normalmente con el ataque de los hongos xilófagos.

Precisan una humedad superior al 20%, con un desarrollo óptimo entre el 35%-60%, además de un pH ácido (4-5,5). Dependiendo del elemento afectado de la madera se clasifican en pudrición blanca o pudrición parda.

  1. Pudrición blanca: Ataca fundamentalmente a maderas frondosas, destruyendo la lignina, lo que deja una coloración superficial blancuzca.
  2. Pudrición parda: Ataca a las coníferas, destruyendo la celulosa, lo que deja un serrín marrón colmatado en la superficie.
  • Hongos meruiius: Producen un agrietamiento en fisuras horizontales y verticales, denominada “pudrición cúbica”. Actúa en lugares poco ventilados, sótanos, con temperaturas entre 24-30ºC. Esta última tipología es sin duda la más dañina de las anteriormente comentadas.

INSECTOS

  • Insectos xilófagos: Constituyen el agente biótico más frecuente en las maderas afectadas por degradación. Atacan la madera generalmente en la fase larvaria y mientas dura su crecimiento y desarrollo, y habitualmente, perforan un hueco por el que salen al exterior en su fase adulta, no volviendo a su interior hasta que efectúan la puesta de huevos, con el que comienza de nuevo su ciclo vital anteriormente mencionado.

Indicaremos a continuación alguna de las características más importantes de los órdenes y familias más comunes en la geografía española, para poder distinguir fácilmente cual es la procedencia del ataque sufrido por nuestra madera:

A) Isópteros:

Conocidos vulgarmente como “termitas”, presentan una gran importancia por sus efectos devastadores. Existen más de 2000 especies de termitas, pero solo un pequeño numero daña la madera. Su ataque se centra en la albura, penetrando en las piezas de madera por sus testas o bases en contacto con zonas húmedas (Suelo, muros, etc…).

Es el único tipo de insecto social que ataca a los elementos leñosos, creando grandes colonias, a partir de una pareja sexuada, que en primavera abandona el termitero original para crear nuevas colonias. En España existen dos especies:

  • Termita común: Precisa de altas humedades para sobrevivir (>85%) y temperaturas entre 25-35ºC. Desde el termitero realiza túneles cerrados sobre el suelo, elementos de hormigón o cerámicos, hasta llegar a la madera, que atacan siempre en el sentido de las fibras.

Perforan galerías paralelas de sección constante, dejando laminas de madera entre ellas y manteniendo intacta la cara exterior para de este modo aislarse de la luz. Este punto hace que su detección sea complicada hasta que el daño es profundo. La apariencia final del elemento atacado es conocida como “hojas de libro” por su similitud con un libro entreabierto.

  • Termita americana: Especie procedente de América detectada hasta ahora únicamente en Canarias.

Ataca a la madera seca, ya que precisa solo un 10-12% de humedad. Forma la colonia en la propia madera, penetrando por un pequeño orificio que tapan rápidamente para no ser detectadas.

Es una especie muy voraz, destruyendo vigas en pocos meses y cubiertas completas en poco más de 20 meses.

B) Coleópteros:

  • Carcoma grande: Este es el insecto más extendido en España y el que mayores daños ocasiona en la madera en edificación.

Crean en la madera grandes galerías de sección ovalada, discontinuas, que aparecen llenas de serrín y excrementos. Se mantienen en el interior de la madera durante periodos muy largos, de entre 3 y 12 años. Trascurrido este tiempo salen al exterior como adultos de aproximadamente 1,5-2,5cm, de cuerpo negro y aplastado.

Su ataque se centra principalmente en la coníferas y de forma especial en la madera de pino joven, precisando que dicha madera tenga un alto contenido en humedad.

  • Carcoma pequeña o carcoma de muebles: Colonizan muebles y elementos estructurales de madera, atacando la albura de todas las maderas y el duramen de las frondosas, excepto del roble, del que se alimentan de su celulosa. Precisa bastante humedad y temperatura de 20-25ºC.

Las larvas se mantienen en el interior de la madera entre 1 y 3 años. Originan en la madera largas galería de sección circular que contienen serrín granuloso. Posteriormente salen al exterior como adultos de 2-8mm, de color marrón.

  • Carcoma o polilla del parquet: Importada de los países tropicales cuyas maderas atacan preferentemente. Necesitan muy poca humedad (20-30%) y temperaturas altas para su desarrollo.

Las larvas se mantienen en las tarimas y parquets durante un periodo aproximado de 1 año. formando galerías de sección circular, llenas de un serrín muy fino de color blanco-amarillento y tacto similar al polvo de talco.

Colonizan la parte inferior del entarimado, destruyéndolo de forma progresiva. Raramente aparecen en la parte superior, perforando agujeros de diámetro inferior a 1mm.

C) Otros insectos:

  • “Reloj de la muerte”: Conocido con este nombre por su constante y rítmico golpeteo nocturno contra la pared en la época de celo, pertenece a la familia de los anóbidos y su ataque va asociado al de los hongos xilófagos. Precisa bastante humedad y temperaturas reducidas, por lo que suele encontrarse en la zona norte de la Península.

La larva crea galerías de trazado irregular, manteniéndose en la madera entre 1-10 años. En su etapa adulta mi de entre 3-10mm y sale al exterior mediante perforaciones realizadas en la madera.

  • Ipidae typographus: Estos pequeños insectos colonizan toda Europa. Atacan generalmente a la madera cuando está apeada. Producen coloración azulada en la madera ya que atacan conjuntamente con los hongos cromógenos.

Las larvas carecen de extremidades y viven en la corteza de la madera, excavando pequeñas galerías entrecruzadas a pequeña profundidad, creando dibujos y de formas tipográficas.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: